Enrique Caputo representa al budismo en un panel interreligioso de alto nivel


Convocado el 17 de marzo


El 17 de marzo, una fecha que este año ha revestido un especial significado para la SGEs (véase el número anterior de Civilización Global), el director general de la entidad y presidente de la Unión Budista de España (UBE-FEBE), Enrique Caputo Rivera, formó parte de un panel interreligioso de alto nivel.

Fue por iniciativa del Instituto de Estudios sobre Religiones y Mundo Actual (IERMA) de La Salle Centro Universitario, que convocó a un encuentro virtual a representantes de cinco de las tradiciones religiosas con mayor arraigo en España, para hablar sobre «El compromiso de las religiones en favor de la vida humana», título del evento.

El acto se inició con palabras del anfitrión y moderador, el director del IERMA Carlos Esteban Garcés, quien hizo referencia a cómo la situación pandémica vivida en el último año ha puesto de manifiesto la fragilidad de la vida y la necesidad de cuidarla, tema que relacionó con la Ley Orgánica de regulación de la eutanasia, que debía ser objeto de votación en el Congreso de los Diputados al día siguiente.

Tras Esteban, el primer invitado en intervenir fue Rab Moshé Bendahán, presidente del Consejo Rabínico de España. El también rabino de la comunidad judía de Madrid expuso que –desde el punto de vista que representaba– todas las personas tienen una reparación o función que cumplir, y que incluso un proceso de deterioro de la salud forma parte de esa reparación, que no debe ser objeto de interferencia.

A continuación, Emmanuel Buch Camí, pastor de la Iglesia Evangélica, presentó la perspectiva de FEREDE sobre el valor inviolable de la vida y la indisponibilidad de la misma, basada en el principio de que el ser humano fue creado a imagen y semejanza de Dios.

A su vez, Rafael Vázquez Jiménez, director de la Subcomisión Episcopal para las Relaciones Interconfesionales y el Diálogo Interreligioso, expuso el enfoque católico por el que la dignidad se basa, en parte, en el reconocerse como criatura amada de Dios.

Taoufik Cheddadi el Harrak, en representación de la Comisión Islámica de España (en lugar de Mohamed Ajana El Ouafi, quien estaba inicialmente convocado pero no pudo asistir), profundizó en el concepto islámico de la vida, argumentando que las personas son meros administradores del cuerpo, que es propiedad de Allah.

Marcando un cierto contraste con las intervenciones anteriores, Enrique Caputo hizo notar que el budismo no está regido por un pensamiento único, sino conformado por distintas propuestas o sensibilidades representadas por escuelas diversas, y que fruto de esta diversidad su enseñanza más bien pone al ser humano ante el dilema y la responsabilidad de la toma de decisiones concernientes a su vida.

Caputo concluyó con la propuesta de «esforzarnos juntos para construir una cultura basada en la comprensión de la vida y la muerte, para manifestar una sabiduría tal que nos permita seguir profundizando en qué significa la dignidad de la vida y avanzar en la creación de valor».

Intervención de Enrique Caputo en el evento del 17 de marzo
Contenido protegido
Ir arriba