Emilio

9,95

Disponibilidad: Solo quedan 2 disponibles

Rousseau fue un pensador provocador y contradictorio y uno de los hitos más importantes de la Ilustración. Reclamado y repudiado al mismo tiempo por la ideología política de su obra El contrato social, con Emilio asienta su filosofía sobre la educación y el desarrollo humano, basada en las ideas de la bondad intrínseca del hombre y de que su corrupción deriva del alejamiento de la naturaleza y de la esclavitud a la que la sociedad lo somete. «He ahí las causas funestas y probadoras de que la mayor parte de nuestros males son obra nuestra, y de que los habríamos evitado en su mayor parte de haber conservado la manera de vivir sencilla, uniforme y solitaria que nos estaba prescrita por la naturaleza.»

Emilio

AutorJean-Jacques Rousseau
PortadaVer portada
EditorialHerder Editorial
Año2015
IdiomaEspañol
ISBN978-84-16540-09-9

Jean-Jacques Rousseau

Jean-Jacques Rousseau nació el 28 de Junio de 1712 en Ginebra, Suiza. Desde 1535, Ginebra había sido una república Hugonota, donde reinaba la fe Reformada, o Calvinismo. Rousseau estaba orgulloso de que su familia, de la clase media, tuviera el derecho de votar en la ciudad. A través de su vida, él se describe a sí mismo como un ciudadano de Ginebra.

El padre de Rousseau, Isaac Rousseau fue un relojero bien educado y amante de la música, según lo describe Jean-Jacques. La madre de Rousseau, Suzanne Bernard Rousseau, fue hija de un predicador calvinista y murió de sepsis puerperal días después de haber nacido su hijo.

Cuando Rousseau tenía 10 años, su padre estuvo involucrado en unos problemas legales con terrenos los cuales había invadido y se mudó a Nyon. A partir de esto, Rousseau consideró a sus tíos paternos como segundos padres, ya que pasó mucho tiempo con ellos y fueron ellos quienes cuidaron de él.

Cuando tuvo 15 años (14 de Mayo de 1728), se va de Ginebra al encontrar un día las puertas de la ciudad cerradas debido a un toque de queda. Sucedido esto, se muda a Saboya, donde se queda con un sacerdote católico romano. También se queda en Montpellier y Lyon.

A los 33 años, en 1745, vuelve a París, donde convive con Therese Levasseur, mujer con quien tiene cinco hijos, los cuales no quiso tener ya que tenía el temor de no poder educarlos. 10 años más tarde, intentó buscar a sus hijos, pero no los pudo encontrar.

Mientras estuvo en París, Rousseau se hizo amigo de Diderot y contribuyó en numerosos artículos de música de en L’Encyclopédie en 1749. A partir de este momento, su interés por la música creció, con la cual empezó a escribir óperas como Le Devin du Village. En 1750, Rousseau propuso el dilema: “¿Contribuyen las artes y las ciencias a corromper al individuo?” el cual respondió con un sí por ser una decadencia cultural.

En 1754, en su regreso a Ginebra, Rousseau consiguió que le devolvieran la ciudadanía de Ginebra. También termino su segundo mayor trabajo, el Discurso de la desigualdad.

Debido a algunas obras publicadas, Rousseau es desterrado. Luego de eso, David Hume lo acoge en Inglaterra hasta 1767. En 1767 volvió a Francia usando un nombre falso, donde se casó con Therese en 1768. En 1770 se les permite regresar a París, pero con la condición de no publicar ninguno de sus libros.

Rousseau muere en 1778 a los 66 años debido a un paro cardiaco.

Ver todos los libros del autor

Peso0.182 kg